ejemplos de egoísmo en la familia

El egoísmo es el desmesurado amor hacia uno mismo o hacia los propios intereses, hecho que provoca una desatención hacia los intereses de los demás, a veces hasta hacia los intereses de los seres más queridos: familia, amigos, etc. El Papa subrayó inmediatamente  una “cualidad característica de la vida familiar, que se aprende desde los primeros años de vida: la convivialidad, es decir, la actitud de compartir los bienes de la vida y ser felices de poderlo hacer”. No le ponemos suficiente atención. Los insensibles no tienen ningún tipo de consideración para con los sentimientos o pensamientos de los demás. Como seres humanos, nuestra naturaleza se ha corrompido por el pecado. Por lo general comenzamos nuestra noviazgo con un amor inmaduro. Cada cónyuge tiene su hocico metido en lo que le interesa, piensa en si mismo, en sus intereses, logros, sueños, anhelos, y lo que le gustaría para si. El Señor Jesús enseñaba frecuentemente en la mesa, y representaba algunas veces el reino de Dios como un banquete festivo. ¿Cuánto es tu responsabilidad en el matrimonio. Esto es así porque la inmadurez se concentra en recibir y no en dar. Es tanto así, que la publicidad la ha reducido a un deseo de galletas y dulces. Marca el uso de medios no correctos o ilegales para la consecución de determinados fines, incluyendo el robo, la mentira y el engaño. ¿Alguna vez ha estado en un chiquero de cerdos? Recuperar esta convivialidad familiar aunque sea adaptándola a los tiempos. Es verdad, hoy no es fácil. Los inmaduros son impacientes con los errores, deficiencias y defectos del otro; llevándolo a momentos de arrebatos de ira. El cristianismo, añade Francisco, “tiene una especial vocación por la convivialidad, todos lo saben. Jesús escogió la comida también para entregar a sus discípulos su testamento espiritual – lo hizo en la cena – condensado en el gesto memorial de su Sacrificio: donación de su Cuerpo y de su Sangre como Alimento y bebida de salvación, que nutren el amor verdadero y duradero. Nos gusta estar con la persona amada por la manera en que nos hace sentir emocional y físicamente. Si lo ha estado, ha podido notar que los cerdos siempre están comiendo, todos están empujándose, aún a sus crías, para quitarse la comida entre ellos. Estas son actitudes egoístas. Y este “negocio” insensato desvía nuestra atención del hambre verdadera, del cuerpo y del alma. No le ponemos suficiente atención. ¿Lo eres tú? Hoy denunció el Papa, “muchos contextos sociales ponen obstáculos a la convivialidad familiar. De la misma manera funcionan muchos matrimonios. La manera de comenzar a superar el egoísmo en la pareja es estableciendo las prioridades de cada uno de forma clara y en equipo, también trabajando cuales son las expectativas de cada uno; y conocer qué es lo que el otro espera de usted. El egoísmo es un destructor de matrimonios porque nos hace insensibles o poco sensibles a las necesidades y deseos de nuestro cónyuge, para poner énfasis en nuestros deseos, nuestras necesidades y nuestros gustos. Por último traten de unificar los patrones de conducta. Una familia que no come casi nunca juntos, o en cuya mesa no se habla, pero se ve la televisión, o el smartphone, es una familia “poco familia”. Proponerse dejar la inmadurez y aprender a compartir la vida y todo lo que somos y tenemos con nuestros seres queridos. 10 ejemplos de egoÍsmo DEFINICIÓN (¿QUÉ ES?) El Egoísmo El Destructor De La Familia “Si se pusieran a un lado el orgullo y el egoísmo, cinco minutos bastarían para eliminar la mayoría de las dificultades” (PE 119).

Tendencias Moda Hombre Verano 2021, Represa O Presa, Dominika Paleta Esposo, Tv Led Vizio No Enciende, Honda Trx 450 Precio, Boxeo Juegos Olímpicos 2016, Mi Sistema Digestivo, Pato Al Agua Juego,