CRIANZA EN TIEMPO DE CORONAVIRUS

En estos tiempos difíciles que estamos atravesando, a los cuales no estábamos acostumbrados, hay ciertas cuestiones que debemos tener en cuenta con respecto a los niños.

  • Explicarles porque están sin poder salir, con palabras claras y sin inculcar miedo, por ejemplo “ahora tenemos que estar todos en casa por un tiempo para que nadie se contagie, no es porque sea una enfermedad mala sino porque si todos estamos enfermos a la vez, pocos van a poder hacer las cosas de todos los días”.
  • Respetar, en lo posible, los horarios de comidas y de sueño.
  • Evitar el exceso de información, tanto de parte de los adultos como la que proviene de los medios de comunicación.
  • Vestirse y vestir a los nenes, es decir cambios de ropa (ropa para dormir, ropa para el día).
  • Poner música.
  • Inventar juegos.
  • Mantener el contacto con el resto de los familiares, en la medida de lo posible, por video llamada.
  • Contarles cuentos.

Guía de crianza

Ninguna será una madre perfecta, ninguno será un padre perfecto, pero todos pueden trabajar para ser los mejores padres posibles para su hijo/a.

0-12 MESES

Todos los bebes son diferentes, todos somos únicos.

El apego: Es un lazo afectivo fuerte, perdurable y reciproco que une al niño con las personas significativas en su vida. Tiene que ser un apego seguro, confiable y estable con los adultos cercanos. Para lograr un apego seguro debemos brindarle los cuidados que un bebé necesita.

CUIDADOS

Cuidados físicos: alimentos, abrigo, higiene

Cuidados emocionales: amor, dedicación, protección, aceptación, valoración.

¿CÓMO NOS COMUNICAMOS CON EL BEBÉ?

Nos comunicamos principalmente con el contacto físico, al bebe le gusta que lo manipulen con suavidad, cariño y seguridad. Si estamos nerviosos o enojados, debemos hacer el esfuerzo de recuperar la calma antes de encargarnos de nuestro bebé, para no transmitirle nuestros nervios y preocupaciones.

La mirada también es una buena forma de comunicarnos, debemos establecer contacto visual.

Hablándole, comienza a vincularse con el mundo y a conocer el lenguaje, conociendo las voces de sus cuidadores, con las palabras podemos calmarlo cuando está nervioso y estimularlo si es necesario.

LA SONRISA

La sonrisa social, significa que él bebe esta comunicado, aparece cerca del segundo o tercer mes de vida.

Esa sonrisa tiene que ser respondida y estimulada. Es un gran logro y tiene que festejarse como tal.

Si llegado el cuarto mes, él bebe no sonríe, es necesario comentárselo al pediatra, para contar con orientación profesional, así sabremos si hay un problema y como ayudarlo.

 

EL LLANTO

El llanto es el lenguaje de los bebes, la forma que tienen de comunicarse con nosotros los adultos. Puede significar muchas cosas: “Tengo hambre, me duele la panza, quiero dormir, quiero mimos”.

Debemos aprender a descrifrar ese llanto, pero no siempre es una tarea fácil, hay que intentarlo con calma y sin ponernos ansiosos.

En los primeros meses, ese llanto puede significar que el bebe sienta cólicos, para calmarlo es necesario usar una voz suave, masajes, etc.

El bebe no para de llorar, ¿qué hago?

El llanto persistente puede ser muy irritable, cuando sentimos que ya no podemos tolerarlo, debemos dejar al bebe seguro en su cuna, alejarnos y pedirle a otra persona que se ocupe de él o ella en ese momento. Sentir rabia no nos convierte en malos padres, pero no deberíamos trasmitirle eso al bebé.

Ser padres puede ser estresante. Ninguno de nosotros nace sabiendo cómo hacerlo. Lo bueno es que podemos aprender y pedir ayuda cuando la necesitamos, a veces alcanza con hablar con alguien que nos entienda, otras necesitamos soluciones prácticas y útiles.

Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, Niña y/o Adolescente

Objetivo: Garantizar el goce pleno y permanente de los derechos y garantías que tienen cada niñx, los cuales están enmarcados en la ley 13.298 como en las demás legislaciones y convenciones. Se trata de realizar un abordaje integral basado en la escucha, acompañamiento, fortalecimiento, optimización de los recursos existentes, diseñando e implementando nuevas estrategias para cada caso y ante cada necesidad.

Funciones

Teniendo en cuenta la ley 13.298, que prevé la protección y promoción de los derechos de todos los niñxs, a través de la contención de cada unx de ellxs, en su núcleo familiar, por medio de la implementación de planes y programas de prevención, asistencia e inserción social. A partir de esta legislación, cuando los derechos de un niñx se encuentran amenazados o vulnerados, todos los organismos de la administración pública, bajo el principio de corresponsabilidad institucional, se encuentran involucrados. De esta manera, el Servicio Local tiene como función motorizar esta corresponsabilidad,
impulsando y construyendo los canales de comunicación que resulten más eficaces para su real ejercicio, rompiendo con la lógica de la derivación, lo cual implica el compromiso de convocar a las áreas pertenecientes al derecho amenazado o vulnerado que se pretenda garantizar.

Equipos

Este Servicio Local está conformado por: 1 Coordinadora, 4 Equipos Interdisciplinarios que cuentan con 6 Trabajadorxs Sociales, 4 Psicólogxs, 3 Abogadas, 5 Operadorxs Socio Familiares, 1 Empleada Administrativa.

Recursos con los que cuentan

En cuanto al aspecto asistencial contamos con el apoyo integral de la Secretaria de Desarrollo Social en todas sus áreas, logrando que las familias con las cuales trabajamos puedan acceder a los diferentes programas existentes. A su vez,
en rol de promotor del principio de corresponsabilidad, este organismo realiza gestiones con organismos de otras dependencias, ya sea solicitando su intervención como realizando la gestión propiamente dicha.

INCORPORANDO HABITOS

A partir de los 2 años, los niños y niñas están en condiciones madurativas para incorporar hábitos de higiene, orden y de convivencia social.

Los hábitos son comportamientos que terminan transformándose en una costumbre. 

Instaurar y promover hábitos en la educación de los niños, favorece:

  • A que el niño/a tenga una referencia de lo que debe hacer. La rutina ayuda a los niños a concentrarse y enfocar en lo que realmente es importante.
  • A que el niño/a tenga más seguridad en si mismo. Ya sabe lo que debe hacer y eso lo hace sentir más seguro.
  • A que el niño/a tenga una percepción del tiempo y aprenda a controlarlo.
  • A que el niño/a se sienta parte de un equipo, y que se sienta responsable por lo que él hace y por los demás.
  • A que el niño/a aprenda a organizarse y planificarse.

Algunos hábitos saludables que deben incorporar los niños/as

  • Horas establecidas de desayuno, almuerzo, merienda y cena
  • Cepillarse los dientes
  • Respetar las horas de dormir (incluyendo la siesta)
  • Respetar la hora del baño
  • Lavarse las manos a menudo
  • Hora de hacer las tareas
  • Tiempo de recreación 
  • Respetar a los demás 

PONIENDO LÍMITES SALUDABLES

Poner límites es una demostración de amor y responsabilidad.

Es enseñarles a los niños que es lo que está bien y lo que está mal. Cuando ponemos bien los límites los niños y niñas se sienten más seguros, cuidados y valorados.

Al poner límites logramos:

  • Darle a los niños/as una guía de orientación para la vida, les enseñamos el camino que consideramos más favorable para ellos.
  • Que entiendan el sentido de las reglas y aprendan a respetarlas porque las entienden y no por miedo u obediencia ciega.
  • Que aprendan a controlar sus impulsos.
  • Que desarrollen empatía (ponerse en el lugar del otro)
  • Que aprendan a tomar decisiones y a responsabilizarse por las consecuencias

Que NO debemos hacer al poner límites

  • No debemos gritar ni amenazar
  • No ponerle etiquetas al niño. Ej.: sos un desordenado
  • No creer que se portan mal a propósito, son niños chiquitos que están aprendiendo.
  • No hacer preguntas que no tienen respuesta. Ej.: cuantas veces te tengo que decir que…?
  • No usar la fuerza física ni humillar

SIEMPRE QUE HAGAN CASO NO NOS OLVIDEMOS DE ALABAR SU ACTITUD Y REONOCERLO, DEMOSTRANDO LA ALEGRIA QUE NOS PRODUCE.

 

CORREGIR SIN VIOLENCIA

Ejercer violencia hacia niños, niñas y adolescentes, sea física o psicológica con el propósito de disciplinarlos o con cualquier otro fin, representa una grave violación a sus derechos.

Ser agredido por alguien a quien se ama produce en el niño emociones como miedo, tristeza, resentimiento, rabia, impotencia y desamparo.

Afecta la autoestima, la confianza en uno mismo y en los demás.

Aprenderá que los problemas deben enfrentarse con violencia y aplicara esto a todos los ámbitos de su vida.

Por todas estas razones RECHAZAMOS EL CASTIGO VIOLENTO